lunes, 8 de noviembre de 2010

UN ESPERADO PUCHERAZO


Como era previsible, las elecciones "democráticas" celebradas ayer en Birmania se convirtieron en una auténtica farsa, un fraude para los cincuenta millones de birmanos en un intento de legitimizar y perpetuar en el poder al infame general Than Shwe. La junta militar ha manifestado con su característica chulería que los resultados definitivos se harán públicos a su debido tiempo, pero todo indica que ganará por goleada el partido del gobierno, el cínicamente llamado partido de la unión, la solidaridad y el desarrollo (USDP).

En esta ocasión no se ha presentado a las urnas Aung San Suu Kyi, conocida en el país como The Lady y por la que sienten verdadera devoción la inmensa mayoría de los birmanos. Desde su domicilio, donde sigue arrestada, manifestó que no pensaba tomar parte en unas elecciones amañadas de antemano e hizo un llamamiento al resto de la población a boicotear con su abstención el plebiscito. Ya ganó el referendum celebrado en 1990 con el ochenta por ciento de los votos y la junta militar anuló el resultado sin más explicaciones.

Por otro lado, se ha prohibido el derecho al sufragio en bastantes zonas del país habitadas por minorías étnicas tales como los shan, los karen, los kachin, los wa o los mon, lugares en los que se encuentran varios grupos armados rebeldes luchando contra el gobierno. Y sobre todo en las zonas rurales la gente ha sido prácticamente obligada a votar al partido que apoya la junta militar bajo amenza de cárcel. Otros muchos no se han atrevido a apoyar el boicot ya que constaría que no han pasado por las urnas.


No se ha permitido la presencia en el país de periodistas ni observadores internacionales y en los colegios electorales ni siquiera había cabinas para ejercer el voto con algo de intimidad y la gente tenía que depositar su papeleta delante de funcionarios pro gubernamentales quienes les "asesoraban" acerca de cuál era la casilla que tenían que marcar.

Durante mi estancia en el país he vivido de cerca la surrealista campaña electoral, un ambiente en el que se mezclaba la desidia de la población con la proliferación de carteles que ensalzaban las virtudes de la junta militar. En Birmania no se puede iniciar una conversación sobre la situación política, a un turista no le va a pasar nada, como mucho será expulsado del país, pero el interlocutor corre un auténtico peligro y es fácil que sea condenado a una pena de cárcel con trabajos forzados incluídos.

No obstante, fueron muchos los que a través de susurros y una vez seguros que no había posibles informantes alrededor me mostraron su desesperación y me contaron auténticas historias de terror. Y todos hacían especial hincapié en que una vez abandonado el país contara lo que ocurre realmente dentro de sus fronteras. La mejor forma que se me ocurre es a través de la escritura, narrar de alguna forma el sufrimiento de los birmanos a través de este blog, éste es el granito de arena que puedo aportar.


El único susto lo sufrí la última noche de mi estancia en Birmania. Estaba alojado en un hotel de Rangoon y a la una de la madrugada la policía nos mandó bajar a recepción a los más o menos diez viajeros que nos encontrábamos allí para verificar nuestros pasaportes. La cosa parecía que iba en serio, la familia shan que regentaba el establecimiento estaba aterrorizada. Tras una serie de preguntas intentando averiguar si éramos periodistas nos dejaron en paz, yo les dije que no era de recibo molestar a unos sencillos turistas a esas horas de la noche, pero un policía con unos aires más que chulescos me contestó que yo no entendía nada, que era un asunto de seguridad nacional. Decidí no volver a abrir la boca.

La foto de los generales y las viñetas están sacadas de la revista "The Irrawaddy", la voz de la oposición, una publicación editada en Chiang Mai, en el noroeste de Tailandia, donde vive un número importante de exiliados birmanos y se sigue con especial atención el devenir del país vecino. Es posible que dentro de unos días consiga una entrevista con su editor jefe, Aung Zaw, y la publicaré aquí para mostraros su punto de vista. Y si queréis echar un vistazo a su página web para saber algo más de lo que ocurre en Birmania no tenéis más que pinchar aquí. También podéis mandarles un mensaje expresando vuestra solidaridad, os lo agradecerán de corazón.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hello my friend! Ya lo he leido hoy en la prensa "la junta militar birmana se adjudica el 80% de los votos" ELPAIS.com y me he acordado de ti...por aqui tambien hay problemas cerca, no se si te has enterado de la situacion en El Aaiun, ayer por la mañana el ejercito marroqui entraba a saco en un campamento reivindicativo, a 15km de El Aaiun, donde estaban mas de 30.000 saharauis denunciando pacificamente su situacion, ancianos, mujeres, niños...mas tarde las calles de El Aaiun se convirtieron en una autentica batalla campal... Marruecos ha prohibido la prensa internacional, se habla de muertos y detenidos,sin cifra exacta porque no llega la informacion. Hoy continua la tension...Europa España la comunidad internacional de momento miran para otro lado, piden calma...el poder de Marruecos... Cuidate mucho. Un beso. Mele (la provincia, canarias 7, elpais...)

Tegala dijo...

Es indignante todo lo que nos cuentas, gracias por aportar tu granito de arena para que los que estamos lejos sepamos de la situación real.
Siguen los problemas en El Aaiun, siguen sin saberse con exactitud el número de muertos, todo la información nos llega a cuenta gotas...
Un abrazo.

Los apuntes del viajero dijo...

Óscar!

Es de agradecer que de tu viaje no sólo veamos fotografías maravillosas (muy buenas las últimas de "Burmese People") y anécdotas de viajero, sino que también nos des estas dosis de realismo y de compromiso. Triste el caso de Birmania. Viajar por todo el planeta debe ser tan placentero como indignante.

Un abrazo desde Barcelona!
Pruden

Anónimo dijo...

Hola Oscar_

supongo que sabrás pero te informo que hoy han levantado el arresto domiciliario de Aung San Suu Kyi. Que por cierto gracias a ti supe quien era. Buena noticia.

besos de la family

nambergüan

OSCAR dijo...

Hola Karmele y Tegala, por aquí también nos hemos enterado de lo del Sahara. Poco podemos esperar de nuestra patética clase política.

Hola Pruden, muy acertada tu conclusión, placentero e indignante, la verdad es que un viaje de éstos te hace plantearte muchas cosas.

Rafilla, ya has visto que aproveché para hacer unas gestiones para liberar a The Lady, ja, ja. Los generales dijeron "hostia tú, que anda uno de Bilbao por aquí, a ver si se va a mosquear..."