jueves, 25 de noviembre de 2010

TOCANDO EL CIELO EN BAGAN


Aparco mi bicicleta bajo la sombra de un árbol, un banyan. Observo la planicie y me veo rodeado de pagodas hasta donde la vista alcanza. Me quito la camiseta llena de sudor y me tumbo, una ligera brisa mece la hierba y ésta me hace cosquillas. No pienso en nada y me fundo en el paisaje.

Han debido pasar unas cuantas horas y hasta me he quedado dormido. No hay nadie, tan sólo un montón de mariposas volando encima, aprovechan la sombra igual que yo. A lo lejos oigo el rumor del río Irrawaddy, ancho y tranquilo aquí en Bagan, la corriente bajando rápida pero en calma, cientos de kilometros más abajo se dividirá en innumerables ramales formando el famoso delta hasta desembocar en el golfo de Bengala.

Sigo tumbado, los mosquitos ya ni me pican, llevo tanto tiempo en el continente que mi piel se ha debido volver asiática. Más allá se oye el traqueteo de algún carro tirado por búfalos, las risas y los juegos de algunos niños, los mantras budistas entonados por los monjes en algún monasterio cercano.

En el cielo veo un avión, estará a unos diez mil metros, ¿dónde irá?, levanto la mano y toco el cielo, la desplazo un poco y toco el sol. Se ha movido bastante durante el rato que llevo aquí tumbado, perdón, no se ha movido, está en el mismo lugar, somos nosotros los que nos movemos, es la tierra la que gira, y tomo conciencia de ello.

Han debido pasar unas cuantas horas, ni he mirado el reloj. Tampoco he tocado la mochila. Aparte de la cámara, un cuaderno de notas y un libro, llevo unos platanos, una manzana, agua y unos dulces caseros de tamarindo para chuparse los dedos.

No he comido, ni siquiera he bebido agua, tampoco he sacado fotos ni tomado notas, sigo enmimismado, sin pensar en nada, fundido en lo que me rodea. Toco el cielo otra vez.

Aparece un hombre a caballo, se apea y se tumba a mi lado. Sonríe y me ofrece un cheroot, un cigarro puro local que los birmanos fuman sin cesar. Lo acepto y fumamos juntos, tumbados, mirando al cielo. No nos entendemos, el viejo no habla inglés y yo sólo sé cuatro palabras en birmano. Pero nuestros ojos hablan, y nuestras miradas. Asentimos, reímos y seguimos fumando y mirando al cielo. Ahora nos entendemos perféctamente.

Pasa otro rato, quizás una hora o dos, el hombre se levanta y por señas me explica que siga más tiempo allí tumbado, me señala el sol, las pagodas y la luz reflejada en ellas, y me hace entender que dentro de un momento aquel paisaje convergerá en algo todavía más bello. Le hago caso y espero, tiene razón, se va galopando y me quedo allí sólo otra vez. Y vuelvo a tocar el cielo.

Y mi cuerpo parece que levita, o es mi alma quien se sale de su traje, ya ni siquiera noto las cosquillas que me hace la hierba. Mi cuerpo y mi espíritu se estremecen, estoy en pleno éxtasis vital. Y vuelvo a tocar el cielo, o a volar, ya ni siquiera lo sé. Tampoco sé si lo que he fumado era tan sólo un inocente cheroot.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

QUE BONITO, CASI VUELO YO TAMBIEN IMAGINANDOME EN ESE LUGAR E INTENTANDO IGUALAR TUS SENTIMIENTOS Y SENSACIONES , POR DESGRACIA, AHORA ES ALGO INALCANZABLE PERO NO PIERDO LA ESPERANZA DE LOGRARLO , LO MEJOR ES QUE ESTOY SEGURO DE QUE ESA SENSACIÓN SE PUEDE CONSEGUIR MÁS FACIL DE LO QUE CREEMOS, LO DIFICIL ES QUITARSE LA VENDA.
GRACIAS OSCARIN MUCHAS GRACIAS-
COMO SIEMPRE BESOS DE LA FAMILI. LOS NUMBERGÜAN COMO TU SE MECEREN ESE PREMIO.

BESOS Y ABRAZOS

Anónimo dijo...

Joder con el cheroot!

Tegala dijo...

Hace tiempo que no tengo esa sensación de flotar, supongo que porque no me he parado a buscar un rincón y un momento para dejarme llevar. Tendré que hacerlo, conectarme con lo que me rodea y flotar.
Maravillosa experiencia Oscar. Gracias por compartirla.

Un abrazo.

Dafne dijo...

"Y mi cuerpo parece que levita, o es mi alma quien se sale de su traje, ya ni siquiera noto las cosquillas que me hace la hierba"

ME ENCANTO, ME ENCANTO, ME ENCANTO!!!

vivi cada instante descrito, las cosquillas de la hierba, las mariposas volando sobre uno, las imagenes del cielo de bagan, el extasis de sentirse un alma!!!

me encanto!! Gracias por hacerme vivir ese instante =D

Dafne dijo...

hola,sabes? siempre he querido viajar, es lo QUE MAS DESEO en esta vida... a mi no me interesa la plata, no me interesa la tecnologia, las modas, ni nada de eso, a mi lo unico que me interesa es el sentir de las almas, la musica, la escencia de la vida!!! y siento que ésta se extasía al viajar, al conocer otra culturas, al caminar solo acompañado por nuestra reflexiva sombra....

Es que no sé, pero siento que lo mejor que el mundo tiene esta en los muchos colores y olores, las mil y una manera de vivir y decir,
creer y crear, bailar, jugar, amar
y celebrar!!!

Y Ay! ya me emocione jajaja perdon :$ el punto es que tengo algunas pregunta:

¿que lo hizo decidirse por viajar? ¿como se financia el viaje? Y ¿Que a sido lo más dificil que ha tenido que enfrentar?

Agradeceria su repuesta! =)

Exitos y bendiciones