martes, 8 de marzo de 2011

HASTA LAOS HAN LLEGADO


Amanece en Vientiane, capital de Laos, mientras la ciudad se despereza una bruma va dando forma a sus calles en una mañana fresquita de Enero. Acabo de llegar desde Pakse, a bordo de un bus litera donde al menos he podido echar unas buenas cabezadas con las piernas estiradas. Pero estoy cansado, quiero encontrar un hotel, darme una ducha y dormir un par de horas más.

Recorro unas cuantas calles del centro, pero todos los hoteles están llenos, a algunos ni me molesto en entrar, tienen puesto un cartel en la puerta que dice "full" o "no vacancy". De repente echo un vistazo a la izquierda y veo el PP Guesthouse, qué mal rollo, allí ni me asomo.

Pero me asalta el portero en plena calle, un hombre grande, con una cabeza muy grande, balanceándose y soltando una parrafada incomprensible.
-"Lo siento, no hablo laosiano", le digo.
-"Habitaciones baratiñas y más grandes que el Pazo de Meiras".
-"Ostras, pero si habla español, pero si usted es Manuel Fraga".
-"Hala, la calle es mía, así que p'adentro".

En la recepción, bajo un montón de papeles está el mismísmo Acebes, al verme se sobresalta y enseguida le para los pies a Fraga.
-"Don Manuel, Don Manuel, este señor no puede alojarse aquí, todas las líneas de investigación abiertas apuntan a que puede ser un etarra y estar detrás del 11M, mire, mire, si hasta lleva alguna canción en vascuence en su ipod, la conexión está clara, ¡que vengan los legionarios de cristo!".
-"Pero oiga, si yo no quería entrar, me ha metido a empujones este dinosaurio".

De la cocina sale un grito tremendo, "¡manda huevos!", allí anda Federico Trillo de chef peleando con los fogones y con sus ayudantes laosianos, de repente les pone a todos en fila india y haciendo el saludo militar les espeta:
-"Caballeros, ¡viva Honduras!. Como no aprendan ustedes a hacer migas como Dios y el Opus mandan les meto a todos en un Yak 42 que tengo por ahí aparcado".

Y en otra habitación está Aznar, haciendo abdominales y atusándose la melenita.
-"Hombre, pase, pase, ¿juega usted al padel?".
-"Pues no, la verdad es que no...".
-"Joder, estoy harto de estos enanos amarillos, si al menos jugaran al padel, pero sólo le pegan al badminton".

No quiero seguir mirando más, quizás por miedo a descubrir el cadáver de Franco embalsamado en otra habitación, me escabullo como puedo y salgo de allí a respirar aire puro. Menudo manicomio, las viejas glorias del PP se han instalado en el sudeste asiático, puede que imitando a Roldán, aquel director de la guardia civil que después de un buen desfalco a los fondos reservados se pegó la gran vida en Vientiane hasta que le trincaron.

(Nota del autor: logicamente, todo este relato ha sido fruto de mi imaginación, pero el PP Guesthouse existe, aquí está la foto de prueba. Así que ojito si váis a Vientiane, el que avisa no es traidor).

5 comentarios:

Tegala dijo...

Tu imaginación me ha hecho reír un ratito. No me lo puedo ni imaginar!! Jajaja.

Un abrazo.

cvied dijo...

Estas fatal!!!!

Pero me e reido mucho!

Dafne dijo...

Jejeje ñ.ñ

Willy Uribe dijo...

Oscar, tío, ¿Le preguntaste algo a Fraga sobre las muertes de Vitoria o salió Acebes con el 11-M?

david dijo...

por un momento pensé ke estaba toda la plana mayor del pp rescatando el dinero robado y balnkeado de Roldán...
david aizpuru