viernes, 7 de marzo de 2014

UNAS CLASES DE TAGALO


El tagalo, o tagalog, junto al inglés son los idiomas oficiales de Filipinas. Además, existen cantidad de lenguajes dependiendo de las diferentes islas, regiones o provincias tales como ilocano, cebuano, ilongo, koyonin, tagbanua, karayan, samareño y un centenar más. Poco a poco voy aprendiendo y entendiendo algo de tagalo, ya que es la lengua que puedes hablar en todo el archipiélago, así que salvo algunas palabras prefiero no liarme con otros idiomas filipinos, mejor centrarme en uno sólo sin que mi cerebro se convierta en una Torre de Babel.

A pesar de hablarse en un país de las antípodas no resulta un idioma demasiado difícil, al menos no resulta tan complicado como otras lenguas del sudeste asiático, no tiene ese alfabeto indescifrable del tailandés, el camboyano o el laosiano, ni esos tonos de voz tan peliagudos para nosotros. Las palabras están formadas por vocal-consonante, vocal-consonante y se pronuncian de la misma forma que se leen, tan sólo te sientes algo gangoso a la hora de pronunciar las letras seguidas ng, una especie de sustitución de la eñe española que abunda en cantidad de palabras.

Y cuando un hispanohablante viaje por primera vez a Filipinas se sorprenderá al escuchar palabras muy familiares. Antés de que su avión aterrice le llamará la atención que en la típica charla que sueltan azafatas o pilotos le sonarán cosas como aeroplano, pasajero o cinturón. Ya sabréis que Filipinas fue colonia española durante tres siglos, hasta finales del XIX, y hoy en día el vocabulario tagalo sigue manteniendo cantidad de palabras de nuestro idioma.

Muchas ciudades, pueblos y calles tienen nombres españoles o vascos, algo muy ventajoso a la hora de memorizarlos y recordarlos, incluso la mayoría de los apellidos de los filipinos, un buen amigo mío se llama Jason Zarrabeitia, a pesar de su tez morena y sus ojos rasgados. Algunos tienen algún colonizador entre sus antepasados, a otros simplemente les fueron poniendo apellidos, algo que los indígenas no usaban.

Pero comencemos el lío con una pequeña lección de tagalo, una introducción a su vocabulario, y os daréis cuenta que comprendéis la lengua filipina más de lo que podríais imaginar. Kumusta?, el saludo típico a la hora de conocer o encontrarse con alguien, significa ¿cómo está?, ya veis que es muy similar.

Los números desde el uno hasta el infinito se dicen en español (o inglés), así como los días de la semana (lunes, martes, miyerkules, huwebes, biyernes, sabado, excepto domingo, que se dice linggo), los meses del año (inero, pebrero, marso, abril, mayo, junio, hulyo, agosto, setyembre, octubre, nubyembre, disyembre) o las horas. También hay muchas profesiones que utilizan la misma palabra con sólo una pequeña variante, tales como mecánico, carpintero, barbero, limpiabotas, doctor, dentista y muchas otras. En cuanto a la alimentación veréis que no supone ningún quebradero de cabeza ir de compras al palenque (mercado), os entenderán perfectamente cuando pidáis patatas, cebolla, lechuga, calabaza, pepinos, remolacha, rábanos, repollo, pimienta, laurel, etc.

Y algunas más para vuestra primera lección de tagalo: camiseta, pantalón, vestido, falda o zapatos; mesa, silla, ventana o banco; cuchara, cuchillo, tenedor, vaso o taza. En fin, cantidad, pero vamos a dejarlo aquí que por hoy ya está más que bien. Y tampoco os emocionéis demasiado ya que existen otras muchísimas palabras que no tienen absolutamente nada que ver con el español, no olvidemos que el tagalo en su origen proviene de lenguas malayas y polinesias. Incluso algunos vocablos nos pueden llevar a un ligero malentendido, por ejemplo, ama no quiere decir madre sino padre. O la que más gracia me hace y me volvió loco más de una vez durante mis comienzos filipinos, si acudís por ejemplo a una oficina para preguntar si ese barco que queréis coger mañana a una determinada isla va a salir a su hora y os responden seguro, al loro, seguro quiere decir algo así como may be, puede que sí o puede que no, si de verdad algo es seguro os tienen que decir sigurado.

Y para finalizar esta clase se me olvidaba comentar las primeras palabras que hay que saber en cualquier idioma, "sí" se dice oo, "no" se dice hindi. Aunque el oo también resulta gracioso, muy a menudo los filipinos utilizan la comunicación no verbal para afirmar algo y simplemente levantan las cejas. Por otra parte, podéis estar tranquilos si las lenguas filipinan os parecen algo complicadas, el inglés se habla en todas partes e incluso se mezcla con el tagalo, es lo que ellos llaman taglish. Salvo en algunas zonas rurales alejadas de la civilización la mayoría de los filipinos se expresan en inglés de manera excelente con un perfecto acento americanizado. Bueno, tranquilos que no os voy a dar más la chapa ni os voy a poner deberes para mañana, un saludo y mabuhay, bienvenidos a Filipinas.





No hay comentarios: