lunes, 6 de septiembre de 2010

LUXURY TOILET


Cuando alguien viaja durante una larga temporada una de las cosas que más echa de menos es su propio cuarto de baño, y más en concreto su retrete, un lugar de suma importancia dentro de nuestro hogar, un espacio casi místico, una capilla en la que durante unos minutos nos evadimos de nuestras preocupaciones cotidianas y podemos reflexionar, meditar y hasta ojear el periódico mientras hacemos lo que tenemos que hacer. Hasta podemos escuchar algo de música, normalmente los cuartos de baño tienen la mejor acústica de toda la casa y quizás esa sea la causa por la que mucha gente se anima a cantar en la ducha.

Pero en algunos países encontrar un baño decente puede convertirse en una verdadera quimera, y desde luego India se lleva la palma en cuanto a su suciedad, abandono y falta total de higiene. He visto algunos retretes cuya asquerosidad supera en mucho a aquel que aparece en la película Trainspotting, el baño más guarro de Escocia. Si el departamento de sanidad indio funcionara de una manera diligente no quedarían muchos hoteles abiertos en el país.

Recuerdo un caso llamativo en Khajuraho. Andaba buscando hotel para alojarme y en uno cuyo nombre no recuerdo me mostraron una habitación bastante pasable, pero cuando abrí la puerta del baño salí por patas. El dueño de aquel antro, viendo mi reacción, me dijo que no me preocupara, que lo limpiaba en cinco minutos, y yo cabreado le contesté que a ver cómo pensaba limpiar en cinco minutos lo que no había limpiado en veinte años.


Parece que le sentó mal mi comentario y me dejó caer que no tenía mucho sentido limpiar una cosa que únicamente servía para seguir echando mierda. Yo continué diciéndole que esa mierda se convertía enseguida en millones y millones de bacterias invisibles altamente nocivas para nuestra salud que pululaban libremente por el aire y acababan introduciéndose en nuestros cuerpos. Pero nada de lo que dije produjo efecto alguno en aquel tipo, se limitaba a mirarme boquiabierto como si estuviera escuchando a un loco o un extraterrestre.

Así que viendo el calibre de los retretes indios a menudo es mejor utilizar los llamados baños turcos, ese simple agujero en el suelo donde al menos no tenemos que sentarnos en ningún sitio y además de resultar más higiénico es también más idóneo. Cuando uno se pone de cuclillas su cuerpo adopta la forma más natural para hacer de cuerpo. Parece ser que el retrete es un inventó occidental que comenzaron a utilizar las clases altas hace muchos siglos y acabó instaurándose en el cien por cien de nuestros hogares, pero a la sociedad asiática le resulta algo incómodo y rara vez lo usan. A este tipo de baños en la India se les llama western style, como veis en la primera foto tomada en un tren indio donde se puede escoger entre ambos tipos.


El cartel de la segunda foto me hizo mucha gracia. Estaba paseando por Panjim, la capital de Goa, recorriendo parte de la ribera del río Mandovi, donde hay alguna terracita elegante y un par de restaurantes de cierto nivel, así que cuando vi el letrero a lo lejos, tan llamativo y con esa forma de arco de medio punto, pensé que sería la entrada de un balneario, o incluso del club náutico de la ciudad, hasta que me fui acercando y leí lo de luxury toilet. No se me ocurrió entrar, nunca sabré en qué consistía ese lujo, pero no creo que fueran retretes de mármol, con tapas de caoba e hilo musical incorporado. Además estaban financiados por el directorio de turismo del estado, curioso.

Una vez fuera de la India la cosa mejora mucho y por eso me extrañó ver el cartel de la tercera foto hace unos días en la isla tailandesa de Koh Phangan. Un garito que anuncia a bombo y platillo a través de un cartel en su fachada que tiene el baño limpio, clean toilet, quizás el local pertenezca a un indio. Tailandia es un país que se acerca mucho más a nuestros baremos de limpieza, y sobre todo de desinfección, aquí al menos utilizan a diario la lejía y el pato wc.


Y las dos últimas fotos, que sin duda son las que más os llamarán la atención, las tomé en Sri Lanka, donde parece que se estila más el retrete-zoológico. Lo de la ranita resulta hasta simpático, ya lo había visto en otras zonas tropicales, hasta en Australia que es un país civilizado. Debe ser que a la hora de escoger una charca los retretes les parecen algo más fresquitos y tranquilos.

Pero lo de la última foto es de juzgado de guardia. La tomé en un restaurante de Arugam Bay y cuando levanté la tapa y vi aquello casi me da un infarto. Le dije al camarero que tenía una rata de huesped allí dentro, rápidamente fue a comprobarlo y volvió quitando hierro al asunto diciéndome que no se trataba de una rata, era más bien un ratoncillo. Bueno, rata o ratón el caso es que saqué la foto para asegurarme que no había sido producto de mi imaginación y le sugerí al tipo que echara un ojo también a la cocina, más que nada por si hubiera más ratoncillos probando la cena que nos estaban preparando.

11 comentarios:

INDIA dijo...

Vaya palo,ufff, que asco, imagino que no podrias hacer nada, aunque si tiraste de la cadena, no se,...
Te visito porque lei un comentario tuyo en el blog de Tom...Y me gusto eso de estar en una cabaña de bambu, al otro lado del mundo, genial.
Un saludo.

India.

OSCAR dijo...

Ya ves India, un poco de mal rollo sí que da.
La rana enseguida pegó un saltó y se fue, pero el pobre ratoncillo no podía salir de allí... y desde luego yo no iba a meter la mano.
Gracias por pasar por aquí.

Tegala dijo...

Eso se debe llevar muy mal y es curioso que ellos les quiten importancia a lo de la limpieza. Eso de que no tiene sentido limpiar algo que solo sirve para echar más mierda... uffff!!! No quiero ni imaginarme lo que viste en ese cuarto de baño.
¡¡Qué agradable es la limpieza!! Espero que ahora estés en algún lugar con baños limpios.
Un abrazo.

OSCAR dijo...

Sí Tegala, je, je, una vez abandonas la India todo te parece más limpio, y Tailandia mucho más.
Un abrazo.

paco Nadal dijo...

Jajaja, muy bueno. Tienes razón, si algo echo de menos en ciertos países, más que la tortilla de patatas.... ¡es mi retrete!
Un abrazo

Anónimo dijo...

Bufff! No comment!!! jajaja bszos Mele

Anónimo dijo...

no hay que ir tan lejos para ver baños en los que ni atreverser a sentarse ni siquiera de lejos , te podría decir algún puerto de otra isla en los que era imposible hacer nada, eso sí sin ratones , por suerte siempre tenemos la marea que es muy agradecida. Por cierto viaje a Madeira " mejor imposible" ya te contaré. besos de todos. namberguan

OSCAR dijo...

¿Sabes con lo que he soñado más de una vez, Paco? Con un bocata de jamón, y al despertar mi gozo en un pozo. Que se preparen los cerdos ibéricos para mi vuelta.

Karmele, efectivamente no comment, pero bueno, tenía que dar alguna salida a esas fotos.

Rafilla, mándame un privado con todos los detalles de esa regata a Madeira, ya sabes, la regata y la post-regata.

david dijo...

juer primo! ésto puede ser todo un trauma... Seguro ke cuando vuelvas, abriras las tapas de cada w.c. con cierto resquemor a encontrarte a pixie o dixie..
keep on rocking

Anónimo dijo...

aunque no me haya puesto en contacto no he dejado de seguirte, que experiencia.....me ha gustado "tu Gitano"....la ultima de W.C. nos demuestra que las sorpresas te pueden salir en cualquier sitio...y hay que tener tragaderas...un beso de la amatxu de Karmele

OSCAR dijo...

Aupa David, qué recuerdos me han venido con Pixie y Dixie, y el gato Jinks a quien doblaban con acento andaluz, ¿recuerdas aquello de "malditos roedores"?.

Hola Miren, no te preocupes si no pones muchos comentarios porque ya sé que estáis siempre al pie del cañón. Mila esker berriro!